23 abril 2017

Media luna con mejillones

Esta media luna no es más que una empanada de hojaldre rellena de pisto y mejillones. El pisto podéis hacerlo con las verduras que tengáis a mano. Yo he utilizado berenjena, calabacín, tomate y pimiento y los mejillones le dan un sabor riquísimo. Se hace en muy poco tiempo y el resultado es fantástico. Con una base de hojaldre salen cuatro raciones bastante respetables. Acompañada de una buena ensalada y fruta fresca en el postre, tienes solucionada una estupenda cena.






Ingredientes

1 lámina de hojaldre redonda
1/2 calabacín
1/2 pimiento rojo
1/2 berenjena
3 tomates maduros
5 cucharadas de aceite de oliva
1 huevo
1 lata de mejillones al natural

Preparación

Para hacer el pisto de verduras, poner el aceite en una sartén y añadir el calabacín, el pimiento y la berenjena cortados en trozos pequeños. Cuando están casi rehogadas, añadir los tomates pelados y cortados a trozos. Dejar sofreír todo junto hasta que quede un pisto bien integrado.
Extender la lámina de hojaldre y poner el pisto en la mitad de la lámina. Colocar los mejillones sobre el pisto. Batir el huevo y pintar el borde del hojaldre para que al cerrar el hojaldre quede bien pegado. Doblar la lámina por la mitad formando una media luna y dejando el pisto y los mejillones dentro. Con un tenedor aplastaremos el borde para evitar que se salga la mezcla del interior. Pintaremos la superficie de la media luna con el huevo batido y pincharemos con un palillo unos agujeros para evitar que suba mucho el hojaldre.

Poner al horno precalentado a 180º, durante 25-30 minutos, hasta que se dore.

18 abril 2017

Rollitos de naranja

Esta es la segunda receta que le copio a Marisa para participar en la celebración del sexto aniversario de su blog. Se trata de sus Rollitos de gaseosa de tía Carmen (aqui). He seguido las instrucciones al pie de la letra, pero he cambiado la ralladura de limón por la de naranja y les he puesto encima azúcar glas de naranja.
Esta ha sido mi receta en Semana Santa. Este año no he hecho torrijas, pero estos rollitos me recuerdan los que hacía mi abuela, que en fiestas siempre tenía la despensa llena de cestos de rolletes, magdalenas y otros productos de repostería. Ella siempre advertía que no estaban hechos con maneca de cerdo, porque estos días se guardaba vigilia.









Ingredientes

3 huevos grandes
150 g de azúcar moreno
120 ml de aceite de oliva suave
2 sobres de gaseosas (dos de cada color)
2 cucharadas de azúcar glas de naranja
Harina de repostería (la que admita la masa, no llegará a 500 g.) 
Ralladura de una naranja grande

Preparación

Poner los huevos, el azúcar y el aceite en una recipiente y batir bien con la máquina de varillas (o a mano), hasta que todo esté integrado. Después añadiremos la ralladura de naranja y las gaseosas. Mezclarlo bien y comenzar a añadir la harina, mientras se va mezclando. Al principio se puede seguir mezclando con la máquina de varillas, pero cuando empieza a ser consistente hay que utilizar una espátula. Cuando tiene una consistencia relativamente sólida y todo está bien integrado, formaremos una bola envuelta en film y lo dejaremos reposar durante 15 minutos.

En una bandeja de horno protegida con papel de hornear formaremos bolitas con la masa y con el dedo índice impregnado en aceite, haremos los agujeros de los rollitos. Es relativamente fácil y aunque queden desiguales no importa, son realmente artesanales, no producidos en serie. Cuando los rollitos están formados, se puede pintar con huevo la parte superior y rociar de azúcar. Yo no lo hice con huevo, sino que, con el dedo, cuando hice los agujeros, también pinté un poco la superficie de los rollitos. De esta manera, se pega mejor el azúcar que ponemos encima. Yo les puse azúcar glas de naranja. (Podéis ver como se hace aquí) y un poquito de azúcar moreno.

Se introducen al horno precalentado, a 180º unos 15 minutos. Con estas cantidades salen rollitos para dios bandejas de horno. tener en cuenta que crecen por lo que no hay que poderlos muy juntos.



09 abril 2017

Bizcocho de galletas (en el microondas)

Hoy os voy a contar cómo reciclé un paquete de galletas que quedó abierto y se habían puesto un poco blandas. Siguiendo la norma de "aquí no se tira nada" pensé hacer un bizcocho sustituyendo la harina por galletas. Se trataba de unas galletas integrales, sin azúcar añadido, que a decir verdad no me gustaron mucho. Será por eso que el paquete estaba casi íntegro, pero al quedar abierto las galletas habían perdido el crujiente.
El resultado fue buenísimo. Un bizcocho esponjoso, bastante alto y muy sabroso. Tanto, que he pensado repetir el bizcocho con otro tipo de galletas, por ejemplo, napolitanas con su sabor a canela, o Chiquilín que saben a coco. 
Y con esta receta participo en Reciclando Sabores este mes de abril.

Ingredientes

Para las medidas utilicé una taza de desayuno
25 galletas (tamaño normal, del tipo de las galletas maría)
4 huevos
1 taza de azúcar 
1 taza de leche
1 taza y 1/2 de Nesquik (podría ser también, Cola Cao u otro tipo de cacao)
3/4 de taza de aceite de oliva suave (podría ser también, aceite de girasol)
1 sobre de levadura

Preparación

Batir los huevos con el azúcar hasta que esté bien mezclado. Añadir la leche, el aceite y el Nesquik y mezclamos todo bien. Rompemos las galletas en trozos pequeños y las añadimos a la mezcla junto con el sobre de levadura. Mezclamos todo bien para que las galletas se deshagan. Podéis utilizar la batidora u otro utensilio que deje la mezcla bien fina. Se pone en un molde engrasado de suficiente capacidad para que quede lleno hasta la mitad del molde, porque crece mucho. Se mete al microondas durante 12 minutos a máxima potencia. Transcurrido este tiempo dejar reposar dentro del microondas, sin abrirlo, durante 5 minutos más.




 








02 abril 2017

Bizcocho con fresas

Es temporada de fresas y tenemos que aprovechar. Así que, os traigo uns receta para hacer un bizcocho con fresas, que será el motivo de haceros saltar de la cama para desayunároslo. El resultado de este bizcocho es jugoso por las fresas y crujiente por fuera, si lo dejáis el tiempo suficiente en el horno. La cantidad de fresas es variable, dependiendo de lo cargado de fresas que os guste.







Ingredientes

3 huevos
1 yogur de fresa (utilizaremos el emvase para medir el resto de ingredientes.
2/3 de medida de yogur de aceite de oliva suave
2 medidas de yogur de azúcar
2,5 medidas de yogur de harina de repostería
1 sobre de levadura Royal o similar
12-14 fresones grandes o 20-25 fresas medianas

Preparación

Limpiar los fresones o fresas y quitarles las hojas y la parte dura del tallo. Cortarlos en trozos medianos. En un bol batir los huevos con el azúcar. Añadir el yogur y con el emvase medir el resto de ingredientes. Añadir el aceite, el azúcar y la harina mezclada con la levadura y tamizada. Verter la mezcla en un molde engrasado y después poner las fresas. Se sumergirán poco a poco en la masa, pero si no es así empujarlas con un palillo hasta que queden casi cubiertas.
Poner al horno 180º durante 35-40 minutos, dependiendo del horno