13 febrero 2014

Arroz con lentejas y calabaza

El invierno se alarga y estos días apetece comida de cuchara. Hoy os propongo una opción muy completa ya que lleva verdura, cereales y legumbres. Aprovechando que aún nos quedan calabazas del huerto, he añadido a la tradicional receta de arroz con lentejas, un toque dulce de calabaza. El resultado ha sido estupendo. Si queréis hacer una versión enriquecida, podéis añadirle taquitos de jamón. Los ingredientes son para cuatro personas.




Ingredientes

Dos tazas de lentejas
3 tazas de arroz
1 patata grande
Un trozo de calabaza
Un trozo de pimiento rojo
1 puerro
4 ajos
5 cucharadas de aceite de oliva
2 cuharadas de tomate frito
Una cucharadita de pimentón
sal

Preparación

Poner las lentejas a remojo la noche anterior. Solo utilizaremos un recipiente, puede ser una olla rápida o una cazuela normal. 
Poner a calentar el aceite en la olla donde vamos a cocinar y toda la receta y cuando esté caliente sofreír los ajos enteros pelados. Cuando están a medio freír añadir el puerro y el pimiento cortados en juliana. Al final, cuando todo está frito, añadir el pimentón y retirar del fuego para que no se queme. Con el calor del sofrito se freirá el pimentón. Añadir las lentejas escurridas, el tomate frito, las patatas cortadas a trozos, sal y agua abundante.  Cocer el tiempo necesario para que las lentejas queden en su punto. Si es una olla rápida con 5 minutos es suficiente. Si se trata de una cazuela normal precisa más tiempo. En este momento podemos dejar el preparado para cocinarlo más tarde, al día siguiente o en un par de días. Se conserva muy bien en el frigorífico. Cuando vayamos a comerlo, se calienta y al hervir, se añade el arroz. Cuando le faltan 5 minutos para estar cocido se añade la calabaza cortada a daditos. Por lo general un arroz redondo se cuece en 10-12 minutos. De esta manera la calabaza queda al dente y resulta muy agradable cuando se come. Si os gusta más blandita se añadirá al mismo tiempo que el arroz. Mientras cuece el arroz hay que remover de vez en cuando y rectificar de sal si es necesario.
Si decidís ponerle jamón, cortarlo en  tacos pequeños y freírlo un poco en una sartén. Añadirlo al mismo tiempo que a calabaza.


01 febrero 2014

Galletas Marieta

Estas galletas no se parecen a ninguna de las que he publicado hasta ahora. No llevan los ingredientes típicos de las galetas: mantequilla, harina, etc.
Les he puesto el nombre de "Galletas Marieta" porque la receta me la dio mi amiga María. Con una breve explicación y sin necesidad de tomar nota, me dijo como se hacían y el resultado ha sido unas galletas sabrosas y crujientes. Con las cantidades que os indico salen unas 32-34 galletas.




 


Ingredientes

100 g. de sésamo tostado
100 g. de pipas de girasol (peladas)
100 g. de almendra picada (no triturada como harina, sino en trocitos pequeños)
100 g. de azúcar moreno
2 cucharadas de azúcar blanco
2 claras de huevo

Preparación

Poner todos los ingredientes, excepto las claras, en un bol. Montar las claras de huevo a punto de nieve y añadirlas a los demás ingredientes. Mezclar hasta conseguir una pasta. Preparar una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear. Ayudándonos de dos cucharas ir cogiendo pelotas de masa y colocarlas sobre el papel y luego aplastar redondeando a vuestro gusto. No deben quedar excesivamente finas para evitar que se rompan al sacarlas. Yo hice de diferentes tamaños y creo que las mejores son las que tienen unos 5 cm. de diámetro. Poner al horno (180º) durante 15 minutos. Al sacarlas esperar un poco que se enfrien y luego despegar y poner sonre una rejilla para que terminen de enfriarse. Se pueden comer enseguida.


Nota: Yo experimenté con una versión mía que le llamo "enriquecida" y que consiste en ponerles chocolate encima cuando ya están frías. Vasta con fundir un poco de chocolate y con un pincel ponerles un poquito. No tengo fotos de estas porque desaperacieron enseguida.


Como siempre, en una cajita quedan más protejidas.