22 enero 2014

Bizcocho de harina de espelta con almendras y zanahorias

Hace un tiempo me dio por experimentar con diferentes harinas para hacer pan. De aquella época, tenia en el armario un kilo de harina de espelta que no habia utilizado y no sabia que hacer con ella. Asi que, buscando en la blogosfera encontré esta receta en el blog webosfritos. Ha sido todo un descibrimiento ya que el bizcocho está buenísimo. Jugoso por dentro y muy sabroso. Con un toque a limón exquisito.
La harina de espelta es fácil de encontrar, pero si no la encontrais podeis experimentar con harina normal... a ver como os queda.





Ingredientes

4 huevos
200 g. de mantequilla
200 g. de azúcar (mitad blanca y mitad morena)
100 g. de almendra molida
200 g. de harina de espelta
200 g. de zanahoria rallada
Ralladura de medio limón
Zumo de medio limón
Una cucharada de canela
Una pizca de sal
Una cucharadita de azúcar avainillado
Medio sobre de levadura Royal
Un puñadito de pepitas de chocolate (opcional)

Preparación

Como lleva muchos ingredientes, lo mejor es prepararlos todos sobre la encimera o la mesa para que no se olvide ninguno. Rallar el limón y exprimir la media mitad correspondiente. Rallar la zanahoria
En dos boles diferentes separar las yemas de las claras de los huevos. Mezclar lar yemas, junto con el azúcar, la mantequilla ablandada, el azúcar avainillado y la pizca de sal. Si tienes una máquina de varillas mézclalo todo muy bien durante unos minutos. Si lo haces a mano, échale brazo. Añadir la zanahoria rallada, el zumo de limón, la ralladura de limón y la canela. Remover. Finalmente añadir la almendra molida y la harina con la levadura.
Por otro lado se baten las claras a punto de nieve con una pizca de sal e incorporarlas a la mezcla que ya teníamos tratando de integrarlo todo evitando que se aplasten mucho las claras. Quedará una masa bastante consistente.
Engrasar un molde y verter la mezcla. Si queréis añadirle las pepitas se deben poner en el fondo del molde. Poner al horno a 180 grados unos 35 minutos. Probar con un palillo. Debe quedar jugosa por dentro pero no líquida.

17 enero 2014

Crema de calabaza

Ahi va un plato de cuchara para ir afrontando lo que queda de invierno. Es un plato que da mucho juego porque puede tener un punto dulce dependiendo del sabor de la calabaza. Si potenciamos este dulzor puede llegar a ser un postre, pero a mi me gusta mas como entrante.
Un aspecto a considerar es que se trata de un plato para tomar en pequeña cantidad por lo que podemos servirlo en pequeños boles o vasitos. Para darle potencia puede enriquecerse con picatostes y huevo duro, pero se puede tomar la crema sola.

 Ingredientes

1 cebolla mediana
1/2 kg de calabaza
2 patatas pequeñas
8 cucharadas de aceite de oliva
un bric de nata 
2 quesitos o dos cucharadas de queso fresco
sal y pimienta
pan del dia anterior 
1 huevo

Preparación

Cortar la cebolla y rehogarla en la mitad del aceite de oliva. Reservar la otra mitad de aceite. Añadir la calabaza y las patatas cortadas a trozos medianos. Cubrir de agua y cocer hasta que esté toda la verdura blanda. Si se hace en la olla a presión se cuece en 8-10 minutos, si es en una olla normal hay que vigilar el agua para que no quede seco. Mientras se cuece la verdura coceremos un huevo y cortaremos al pan a trocitos para freírlo en el aceite que hemos revervado y tener listos los picatostes de acompañamiento.
Una vez está la verdura cocida, la pasamos a un recipiente donde se pueda triturar con la batidora. Añadimos la nata, el queso, sal y pimienta a gusto y parte del agua de cocer la verdura. La cantidad de nata y de agua se pone a gusto. Si deseais que quede más cremoso hay que poner mas nata que caldo de verdura y si preferís que predomine el sabor a la verdura, poner menos nata que caldo.
Triturar todo y pasarlo por un colador para que quede bien fino. 
Para emplatar se pondrán encima los picatostes y el huevo cocido rallado.

Os pongo la foto de dos versiones de esta estupenda crema.

La primera lleva mas caldo de verdura y está acompañada con los picatostes y el huevo duro






 La segunda version lleva más nata y no esta enriquecida con el pan y el huevo

 






10 enero 2014

Postre de galletas María

A pesar de que las navidades han sido intensas, no paramos en la cocina y hemos preparado un postre con sabor a galletas María de toda la vida. Es muy fácil de hacer.





Ingredientes

250 ml. de nata líquida
250 ml de leche desnatada
10 galletas María
175 g. de azúcar
1 sobre de cuajada
caramelo líquido

Preparación

Trituramos las galletas hasta convertirlas en migas muy pequeñas. En una olla ponemos la nata, la leche, el azúcar y el sobre de cuajada. Removemos bien y añadimos las galletas trituradas. Lo ponemos al fuego y removemos de vez en cuando. Cuando comienza a hervir removemos sin parar hasta que se espesa. Retiramos del fuego y ponemos la mezcla en copas donde hemos puesto un poco de caramelo líquido en el fondo.

Si queréis que tenga sabor a otro tipo de galletas (Chiquilín, Napolitanas, etc.), no tenéis mas que cambiarlas.

04 enero 2014

Mermelada de naranja amarga

Siguiendo con la experimentación de mermeladas, he preparado mermelada de naranja amarga. Después de consultar varias recetas, incluso hacer un intento con una de ellas, la que os pongo aqui es una adaptación mía. En todas las recetas que he visto se pone agua para hacer la mermelada, con lo cual el tiempo de cocción para reducir el líquido es muchisimo. Con mi receta, se adelanta bastante y queda buenísima.

Ingredientes

1 k de naranjas (se pesan cuando ya están peladas y limpias)
425 gr de azúcar
Piel de medio limón

Preparación

Pelar la mitad de las naranjas quitandoles sólo la parte naranja. Con estas peladuras cortarlas muy finas y reservarlas. Pelar todas las naranjas totalmente tratando de que no quede nada blanco por fuera y quitando también las partes duras que hay entre los gajos y la piel que podamos quitar. No hace falta obsesionarse con las pieles pero hay que tener en cuenta que la parte de piel que queda en la mermelada resultará un poco dura. Es aconsejable hacer esto sobre un bol ya que al manipular las naranjas se pierde algo de zumo.
Poner en una olla los gajos de naranja cortados en dos o tres trozos, la peladura del medio limón en una sóla tira y el azúcar. Dejar macerar una hora.Transcurrido ese tiempo se pone al fuego fuerte y cuando comienza a hervir se baja a fuego suave. Dejar cocer removiendo cada 10 minutos. Cuando haya cocido unos 45 minutos los trozos grandes se habrán diluido y quedará una masa un tanto espesa, añadiremos las pieles de naranja que hemos cortado y reservado y dejaremos reducir otros 25 o 30 minutos más. El tiempo de cocción está en función de la cantidad de zumo que tengasn las naranjas. Podeis dejar la mermelada tan espesa como querais. Una vez esté a nuestro gusto hay que retirar la piel del limón. Si queda algún trocito disperso, no importa. Si al final quedan trozos de naranja y no os gusta esta textura podeis pasar la trituradora un poquito y quedará mas fina.
Dejar entibiar la mermelada y poner en frascos de cristal. Cuando está totalmente fría se cierran los frscos y se ponen al baño maria durante 20 minutos. Con esto podeis conservarla durante meses.




 Si quereis obsequiar a vuestros amigos, no teneis mas que añadir algún adorno al frasco y quedará muy resultón