31 diciembre 2013

Pulpo guisado con patatas



El pulpo es una opción para todo el año.  Lo podemos adquirir congelado o envasado al vacío ya cocido, con lo cual únicamente hemos de aliñar o cocinar ligeramente. El éxito de este plato está en adquirir un pulpo de calidad.



Ingredientes


2 patas de pulpo ya cocido (yo lo compré congelado)

1 cebolla mediana

4 patatas grandes

4 cucharadas soperas de aceite de oliva

1 cucharada de pimentón

Sal


Preparación

Aprovechando esta receta os explico la diferencia entre cortar patatas con el cuchillo y cortar patatas “crac”. Las primeras se cortan totalmente con el cuchillo del tamaño adecuado. Partirlas haciendo “crac” consiste en cortar un trozo de patata sólo un poco, apenas introduciendo el filo del cuchillo y terminar de separar el trozo con un pequeño tirón, haciendo crac. De esta manera no se corta la estructura de la patata y al cocer queda un caldo más espeso y ligado.

Comenzamos descongelando el pulpo  a temperatura ambiente. Si esta envasado al vacío no precisará preparación.

Pelamos y cortamos la cebolla fina y la pochamos en el aceite. Cuando ya está dorada añadimos una cucharada de pimentón y retiramos del fuego para que no se queme. Ponemos en una olla las patatas cortadas al estilo “crac” de tamaño medio. Cubrimos de agua, añadimos sal y el sofrito de cebolla y pimentón con todo su aceite. Dejamos cocer el tiempo suficiente hasta que las patatas estén casi cocidas. Entonces es cuando se añade el pulpo cortado a rodajas y se deja cocer hasta que todo esté integrado.

19 diciembre 2013

Tarta de manzana tradicional

Esta tarta de manzana es una receta familiar y hace tanto tiempo que la comemos que pienso que ha estado con nosotros desde siempre. No es la típica tarta de manzana que tiene una base de masa quebrada, sino que es una tarta de bizcocho de manzana.
Resulta jugosa como una tarta y además se puede empapar para que resulte mas sabrosa.








Ingredientes

3 manzanas medianas
1 yogurt. Lo deseable es que sea de manzana pero ante la dificultad, el de piña queda muy bien
1 medida de yogurt de azúcar
1 medida de yogurt de harina
1 huevo
1/2 sobre de levadura 
3 cucharadas de mermelada de melocotón (opcional si no queréis hacer la gelatina con las peladuras de manzana)

Preparación

Pelar las manzanas y poner las peladuras con agua a hervir. De esto obtendremos un líquido que espesa fácilmente y podremos utilizar como gelatina. Debe estar hirviendo como 15 o 20 minutos.
Batir el huevo, añadir el yogurt, el azúcar y la harina con la levadura. Mezclar todo bien. Añadir dos manzanas relladas y volver a mezclar.
Poner en un molde de unos 20-22 cm y meter al horno. Cuando las manzanas están casi doradas se saca del horno y se pone la gelatina que hemos hecho con las peladuras de las manzanas. Si no la hemos hecho, se disuelven tres cucharadas de mermelada de melocotón con un poco de agua y se utiliza como gelatina. Se vuelve a poner al horno unos minutos mas para dorar y listo.
Si se quiere empapar, con parte de la gelatina que hemos hecho con la speladuras, se añade un poco de agua y una cucharada de azucar se puede obtener un almibar riquísimo para empaparla.
Mirar que pinta tan doradita y apetitosa tiene el borde de la tarta

13 diciembre 2013

Cómo germinar lentejas

Hace unos años mi hija tuvo que hacer un trabajo en el cole acerca del crecimiento de las plantas. Utilizamos el método tradicional, que todos hemos experimentado, poniendo las semillas sobre un algodón húmedo que mojamos durante unos días para facilitar el germinado. Pues siguiendo este método, de una manera más sistemática, podemos germinar legumbres y semillas de todo tipo.
Yo he experimentado con lentejas y puedo aseguraros que el resultado es espectacular. Sólo hace falta estar pendiente de humedecer cada dia y vigilar el crecimiento. Os dejo un paso a paso con fotos para facilitar la explicación.







El primer paso es poner las lentejas en agua durante 12 o 14 horas. Las puedes poner por la tarde hasta el día siguiente. Pasado este tiempo, se elimina el agua y se dejan las lentejas en un recipiente de cristal en un lugar donde haya luz. Desde este momento cada día hay que enjuagar las lentejas llenando el recipiente de agua y eliminándola después. Basta con poner el recipiente boca abajo sobre un colador para escurrir toda el agua y que las lentejas queden mojadas. Este paso se repite cuatro o cinco días, hasta que los brotes sean del tamaño deseado.

Una vez germinadas podéis añadirlas crudas a la ensalada o hacerla un poquito a vapor. Yo las he metido en el lavavajillas, tal como os explicaba en un post anterior (mirar aquí).