24 octubre 2010

Quiche de salmón o verduras



La quiche es una opción muy buena cuando tenemos invitados. Si son muchos, podemos preparar dos diferentes. La quiche tiene dos grandes ventajas. La primera es, que puedes prepararla unas horas antes y despreocuparte de la cocina mientras tomas el aperitivo con tus invitados; la segunda es, que si sobra la puedes conservar un par de dias y con un toque de microondas, está prácticamente igual que recien hecha.

Ingredientes

Una lámina de hojaldre (congelado)
3 huevos
1 brik de nata para cocinar (200 ml. aproximadamente)
150 grs. de salmón ahumado
150 grs. de queso emental rallado
Eneldo

Preparación

Se coloca la lámina de hojaldre en un molde de horno cubriendo todo el fondo y haciendo una pared alrededor. Yo utilizo un molde desmontable, del que se puede sacar el contenido muy facilmente. Si no es así, hay que untar el molde con mantequilla para evitar que se pegue.
Se baten los huevos en un bol, se añade el queso rellado y la nata liquida, después el salmón cortado a trocitos y finálmente se pone un poco de eneldo.
Se vierte todo sobre la base de hojaldre .
Se introduce en el horno (180º) durante 15-20 mintos aproximadamente

La quiche de verduras se prepara de la misma forma pero sustituyendo el salmón por versuras salteadas previamente. Por ejemplo, champiñón, pimiento y cebolla. En este caso no se pone eneldo.

20 octubre 2010

Ensalada de conchiglie



Esta ensalada con un nombre tan italiano no es más que una típica ensalada de pasta, pero con la particularidad de que la he preparado con "conchiglie" que compramos en nuestro último viaje a Italia.
La pasta conchiglie se pueden sustitur por otra pasta siempre que sea de tamaño grande. Por ejemplo los lacitos grandes que ahora comercializa Gallo, las espirales, etc.

Ingredientes (las cantidades se calculan de acuerdo con los comensales)

Pasta
Queso emental
Manzana
Aceitunas negras
Bacon ahumado
Huevo
Aceite, sal, pimienta.

Preparación

Se pone la pasta a cocer con abundante agua. Mientras se cuece, se preparan en una ensaladera las aceitunas negras escurridas y cortadas en anillas, el queso emental y la manzana cortados a dados. Por otro lado se pone una cucharada de aceite en una sartén y se saltea el bacon cortado en pedacitos.
Una vez cocida la pasta, se pasa por agua fría y se escurre. Se echa a la ensaladera con el resto de ingredientes, se pone el aliño (ver al final) y se mueve un poco. Finalmente se añade el bacon que habíamos salteado y también el aceite que ha quedado en la sartén.

Uno de los secretos de esta ensalada es el aliño que se hace con aceite de oliva y la yema de un huevo cocido. Este aliño lo vi en el blog Webos Fritos y en esta ensalada queda muy bien.
Para prepararlo se cuece un huevo, se pela y se parte por la mitad sacando la yema. En un frasco de cristal o en un vaso con tapa, se coloca la yema del huevo desmigada y unas cucharadas de aceite de oliva. Se tapa el frasco y se mueve enérgicamente, como si fuera una coctelera para emulsionar el aceite con la yema del huevo. Luego se vierte sobre la ensalada.

13 octubre 2010

Cocina para novatos 2





Segunda receta de la serie Cocina para Novatos. Esta vez con la fotos podría eleborarse la receta. Los ingredientes son muy accesibles y el resultado muuuuuuy bueno.

EMPANADILLAS
Ingredientes

Una lata de pisto Hida
Una lata de atun
Dos huevos (uno para cocer y otro para untar)
Un paquete de obleas para empanadillas

Preparación

Se cuece uno de los huevo. Se abre la lata de atun y se elimina el aceite. Se vacia su contenido en un bol, desmigando bien el atun. Se añade el contenido de la lata de pisto y seguidamente el huevo cocido cortado en trocitos. Se abre el paquete de obleas y se van haciendo las empanaadilla cuidando de poner poca cantidad para evitar que se salga la mezcla al cerrarlas. Una vez hechas, se bate el segundo hevo y se untan las empanadillas.
Se ponen al horno (180º) durante 7-10 minutos, dependiendo del horno.
Una alternativa que le da un toque especial es poner en la mezcla un puñadito de piñones.

12 octubre 2010

Tetas de la Sacristana



Nuestros amigos Maria del Mar y Manolo nos han obsequiado con este vino y lo hemos degustado aprovechando la comida familiar del domingo.
Se trata de Tetas de la Sacristana, un vino de la Alpujarra cosecha de 2008. Está elaborado a partir de tenpranillo, merlot y cabernet sauvignon y tiene 12 meses de barrica de roble americano y francés.
A la vista, tiene un color rojo-agranatado de intensidad media, similar a la picota madura. A la nariz afloran aromas a tostados, ciruela pasa y matices que confirman su permanencia en barrica.
En la boca nos recuerda los mismos matices que en la naríz. Además de los tostados, sale la fruta y las especias. Sencilla estructura en boca y persistencia media.
En la contraetiqueta se recomienda un maridaje con asados de cordero, cerdo, legumbres, quesos curados.... También su nombre nos predispone a degustar un vino potente para aompañar a platos fuertes. La tal Sacristana debia estar dotada de potentes atributos. Sin embargo, puede acompañar a cualquier comida de cierta consistencia.
Nosotros lo catamos con una tapa de queso manchego y quedó muy bien. Pero igualmente combinó con la comida que consistia en "Pasta Alexandra".

01 octubre 2010

Pan de Calatrava o Como Reciclar "Bollería"






¿A quien no le quedan dos magdalenas, tres sobaos, un trozo de coca o cuquier otro elemento "bolleril" solitario, dando vueltas por el armario o sobre la encimera?.... a mi me ocurre a menudo. Sobre todo, cuando tenemos muchas cosas al mismto tiempo, siempre queda algo que entra y sale del armario varias veces, durante unos dias hasta que queda tan seco, o tan blando, que ya no hay quien se lo coma.
Para reciclar estos alimentos, yo preparo lo que en casa llamamos tarta-flan y que no es más que Pan de Calatrava.
Además, con la opcion de la olla exprés es muchísimo más rápido que hacerlo al baño maria.

Ingredientes (5-6 raciones)

3 huevos
3 cucharadas soperas de azúcar
1/4 de litro de leche
ralladura de un limón
canela
magdalenas, sobaos, coca, soletillas, etc.
Caramelo líquido (en su defecto, tres cucharadas de azucar para hacerlo)

Preparación

En un bol, se baten los huevos, se añade la leche y el azúcar moviendo para disolverla, se añade la ralladura del limón y una pizca de canela.
Se pone el caramelo líquido en el fondo de un molde de horno de cristal o metálico y se distribuyen tambien por las paredes para evitar que se pegue (Si hemos de hacer el caramelo líquido ver instrucciones al final). Se vierte parte de la mezcla que hemos preparado y sobre ella se distribuyen las magdalenas, sobaos, etc. cortándolos en rebanadas y tratando de cubrir todo el molde. Encima, se vierte el resto de la mezcla, teniendo la precaución de añadirlo lentamente para favorecer que quede todo bien empapado y no floten las magdalenas o lo que hayamos puesto.
Como norma general podemos observar que, la parte de bollería debe quedar totalmente sumergida en el líquido, pero si sobresale algún trocito, no pasa nada. Cuanta más bollería tenga, más consistente será. Cuando tiene poca bollería, tiene más aspecto de flan.

Yo lo hago en la olla exprés y no en el horno. Para ello solo debemos tener un molde de horno que pueda introducirse dentro de la olla.
Se procede de la siguiente manera: Se pone agua en la olla. Aproximádamente un vaso y medio o dos (unos 3 cm en el fondo de la olla). Una vez preparado todo en el molde, lo cubrimos con papel de aluminio presionando bien para que quede lo más hermético posible (ver foto). La función del papel es evitar que entre agua en el interior del molde. Se coloca el molde con su contenido y bien tapado, dentro de la olla y se pone al fuego. Dependiendo de la olla (unas pitan, otras silban, otras simplemente sueltan vapor...), se mantiene en actividad unos 5-7 minutos, tras los cuales, se retirará del fuego.
Una vez frio, se saca de la olla y se da la vuelta sobre una fuente.

Caramelo líquido: Se ponen el azúcar en un cazo a fuego lento. Se va moviendo despacio mientras el azúcar se va funciendo (utilizar una cuchara de madera). Cuando el azúcar esta caramelizada se añade un chorrito de agua. Esto hará que el azúcar se solidifique, por lo que hemos de mantenerlo en el fuego moviendo hasta que vuelva a disolverse y quede meloso, espeso y sin grumos.