29 marzo 2010

Galletas de mantequilla


Esta receta esta dedicada a Eva, para que estos dias de vacaciones haga galletas con sus niños. Yo las he hecho de forma redonda y decoradas con trocitos de peladura de naranja pero se pueden decorar con otros productos: pepitas de chocolate, canela, granos de sal gorda y azúcar, etc. Para hacerlas con niños es mas divertido darles formas diferentes utilizando los moldes para galletas, o simplemente con los moldes que se utilizan para la plastilina.


Ingredientes

2 huevos (uno para untar y otro para la masa)
200 gr. de azúcar glase (se puede hacer triturando el azúcar normal con un molinillo de café, la Minipimer o cualquier robot de cocina)
250 gr. de mantequilla
450 gr. de harina Maizena

Preparación
Se mezcla la mantequilla con el azúcar y se añade un huevo batiendo bien. Después se añade la Maizena y se amasa todo. Se hace una pasta que se extiende fácilmente. Se van cortando las galletas con moldes de diferentes formas y se colocan en una bandeja de horno untada con mantequilla o harina. Se pintan de huevo batido por encima y se adornan con granos e azúcar y sal, trozos de ralladura de limón o naranja, pasas, pepitas de chocolate, etc.
Se ponen al horno a temperatura media hasta que estén hechas (depende del tamaño de las galletas).

11 marzo 2010

Cata comparativa Enate


Habíamos quedado con unos amigos para catar un vino que ya habíamos catado anteriormente, teníamos apuntadas las notas de cata y lo que queríamos comprobar era la evolución que se había producido en el vino. La cata se fue alargando, fuimos abriendo botellas…. Lo pasamos muy bien.

El vino en cuestión es el Chardonnay de Enate, cosecha 2008. Cuando catamos este vino en mayo de 2009, nos gustó bastante, era un vino muy joven, muy cítrico. Por la variedad y por las características del vino catado, decidimos guardar una botella de este vino para catarla casi un año después.

Pues bien, no nos equivocamos, el vino ha ganado muchísimo, ya no es tan chispeante, ha madurado. El color es amarillo acerado, muy limpio. La levadura, la panadería, los cítricos inundan la nariz, en boca se reproducen los mismos aromas. Conforme coge temperatura, se van apreciando muchos aromas sorprendentes, piñas de piñones, algo resinoso, mineral, tierra mojada…. Un vino riquísimo. Me ha encantado, una evolución increíble.

La cata la hicimos en el restaurante de unos amigos y en su bodega ya tienen el Chardonnay de Enate de la cosecha de 2009. ¿Cómo nos íbamos a quedar con las ganas de probarlo?… hubiera sido un pecado. Que sorpresa, no se parecía en nada al vino de la cosecha anterior, un vino muy aromático. Si cierras los ojos, y lo hueles, parece un vino rosado, salen muchísimo los lácteos, fresas, plátano, melón, flores blancas, inojo… nada que ver con lo que habíamos catado anteriormente. No hay cítricos, no hay panadería…. Conjeturando acerca de los motivos de tal diferencia, llegamos a una conclusión: abrir la botella del Gerwurztraminer de Enate, cosecha 2009, por compara dos vinos muy aromáticos….

El Gerwurztraminer de Enate cosecha 2009, no se parece en nada al Chardonnay. En la fase visual, si, son los dos muy pálidos y con tonos verdosos o acerados. Los aromas de esta variedad se aprecian perfectamente, el lichi, los pétalos de rosa son muy predominantes, pero es muy complejo, conforme toma temperatura le salen violetas, rosa de azafrán fresca… en la boca es muy agradable, equilibrado, salen muchos de los aromas mencionados.

Conclusión: Aprendiendo de la experiencia, vamos a guardar una botella de Chardonnay 2009 para catar después del verano. Para poder comparar, apuntamos en la etiqueta todo lo que nos ha dado. Así pues, a esperar hasta septiembre….


Sopa rápida de verduras


Con esta ola de frio que estamos sufriendo en marzo, vuelve a apetecer la sopa. Esta sopa rápida se prepara en 10-15 minutos y es una buena opción para completar un segundo plato, o acompañar con un par de frutas para hacer una cena ligera.

Ingredientes (Para 2 personas)

1/4 de cebolla
2 ajos
2 zanahorias
1 patata mediana
1 tomate pequeño
1 huevo
3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Para empezar, pondremos el huevo a cocer dejándolo hervir durante 10 minutos. Seguidamente, pondremos el aceite en una sartén y mientras se calienta, cortaremos la cebolla en juliana y los ajos en láminas poniéndolo todo a freír. Mover de vez en cuando para que la cebolla no se ponga negra. Cuando está casi frito, añadir el tomate cortado en trocitos pequeños o rallado y terminar de freír todo. Poner el sofrito en la olla a presión, añadir agua y las zanahoria y la patata cortada en dados. Se añade sal. Dejar hervir en la olla durante 3-7 minutos (dependiendo si la olla es más o menos rápida).
Una vez cocido se puede reservar durante un tiempo y cuando se va a comer se calienta, añaden unos fideos finos y se dejan hervir durante el tiempo recomendado en el paquete de fideos. En el momento de servirlo se pone en el plato el huevo duro cortado a trocitos.

Esta receta admite la opción de añadir jamón, el cual se cortará en tacos y se pone en el sofrito, un poco antes de que termine de freírse la cebolla, los ajos y el tomate. Si se añade jamón hay que poner menos sal.

01 marzo 2010

Salmón en papillote


Hace un tiempo escuché una entrevista al diplomático Inocencio Arias en la que decía que en la ONU y en general en las sedes diplomáticas, se come mucho salmón.
En estos lugares el protocolo exige respetar los criterios alimentarios de las diferentes culturas y religiones. Hay personas que no comen cerdo, otras no comen ternera…. Por lo visto, el salmón es uno de los alimentos que más se ajusta a las mayorías.
Esta receta se puede hacer también con lubina y dorada sustituyendo las rodajas de salmón por rodajas de estos pescados


Ingredientes (4 personas)

4 cortadas de salmón. (Una cortada por comensal)
Verduras variadas a gusto (pimiento rojo, cebolla, coliflor o brócoli, zanahoria)
Aceite, sal

Preparación:

Se coloca cada rodaja de salmón sobre un trozo de papel de aluminio. Se ponen encima las verduras cortadas en tiras largas y finas. Se añade un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.
Se cierra el papel envolviendo el salmón y la verdura dentro, como si fuera un paquete. Con un palillo se hacen un par de agujeritos para facilitar que salga un poco el vapor. Se mete en el horno a fuego fuerte durante unos 10 minutos, dependiendo del horno.
Cuando sale del horno el salmón se ha cocinado con los jugos de las verduras y está muy sabroso.