21 marzo 2017

Coca Fallera (apta para celiacos)

Marisa publica el blog Thermofan y ahora cumple 6 años. Para celebrarlo organiza un concurso que consiste en reproducir una de sus recetas. Yo he elegido la "Coca de Chocolate y Mandarina" y la he llamado Coca Fallera porque me parece muy valenciana y porque la cociné en fallas. Además, aprovechamos que aún se pueden comprar las últimas mandarinas jugosas. Para no hacer una copia exacta de la propuesta de Marisa he adaptado la receta haciéndola apta para celiacos y aportándole un extra de sabor a mandarina con azúcar de mandarina. También he recalculado las cantidades para que saliera más pequeña. Cosa de la que me arrepentí, pues se acabó enseguida.


Podeis dejarla sólo con el azúcar

O decorarla con unas rodajas de mandarina





Ingredientes

170 g. de leche
100 g. de chocolate para postres
140 g. de azúcar
2 cucharadas de azúcar de mandarina
2 cucharadas de azúcar glas
2 huevos grandes
100 g. de aceite de oliva
100 g. de zumo de mandarina
270 g. de harina de arroz
2 sobres de gasificante (dos de cada color)
1 mandarina para decorar (opcional)


En primer lugar, os explico cómo hacer azúcar de mandarina. Tanto en el caso de mandarinas como de naranja o limón, preparo el azúcar de vez en cuando y la conservo en tarros herméticos para utilizarla a gusto. El proceso consiste en pelar la mandarina, naranja o limón muy fina, quitando sólo la parte coloreada, evitando todo lo posible de la parte blanca de la piel. Se ponen a secar estas peladuras durante un par de días al sol y cuando están totalmente deshidratadas las trituras muy finas junto con azúcar moreno o blanca, como prefieras. Yo las trituro con el molinillo de café y queda como azúcar glas con un aroma y sabor intenso a la fruta en cuestión. Se puede utilizar también un robot de cocina que las triture hasta dejarlas con textura de polvo.

Preparación

Fundir el chocolate con la leche calentándolo y después dejar enfriar. Batir los huevos junto con el azúcar hasta doblar su volumen y tome aspecto blanquecino. Añadiremos poco a poco mientras batimos el aceite, el zumo de mandarina, el chocolate con la leche y dos cucharadas de azúcar de mandarina. Incorporaremos la harina de arroz junto con los sobres de gasificante y mezclaremos hasta integrarlo todo. Introducir en el horno precalentado a 180\ unos 35 minutos, dependiendo de vuestro horno. Una vez ha salido del horno y está fría, se puede decorar con azúcar glas y añadirle, si os gusta el contraste, unas rodajas de mandarina.

Como recomienda Marisa, yo la hice en una "llanda" rectangular, con su papel de hornear y todo, como se hace en Valencia. En la foto sólo aparece parte de la coca, el resto ya había desaparecido cuando me dispuse a usar la cámara.


13 marzo 2017

Lubina con hinojo

Esta receta es muy sencilla, rápida de hacer y con un sabor espectacular. Si la lubina es salvaje el resultado será superior, pero aunque sea de piscifactoría os va a encantar.




Ingredientes 

1 lubina grande
1 bulbo de hinojo, que tenga también algunas ramas
1 copa de vino blanco
5 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta 

Preparación

Pedir en la pescadería que limpien la lubina por dentro y la abran sin quitarle la espina. Puedes dejarle la cabeza o quitársela, según prefieras. Cortar el bulbo de hinojo en lonchas de tamaño medio como si fuera una cebolla y colocarlo en el fondo de una fuente apta para horno haciendo una base que cubra toda la fuente. Regar con aceite de oliva y sal. Colocar la lubina sobre esta capa de hinojo y colocar, dentro de la lubina, las ramas y hojas de hinojo junto con unas cucharadas de aceite de oliva, un poco de sal y pimienta. Regar la lubina con el vino blanco y finalmente ponerle un chorrito de aceite.
Meter al horno durante 15 minutos precalentado a 200º. Después bajar la temperatura a 175º y dejar otros 15-20 minutos, hasta que se dore.



06 marzo 2017

Hamburguesa de verduras

No me canso de decir que en casa no se tira nada y a veces creo que me paso un poco. Hace unas noches sobró verdura que había preparado para acompañar. Fue una de esas noches que picas algo por la tarde y con poca cosa cenas. Las verduras (zanahoria, patata, judías verdes y coliflor) estaban simplemente cocidas con sal con lo que no eran excesivamente sabrosas, pero con un sofrito de cebolla y pimiento, una cucharadita de tomate frito y unas hierbas aromáticas, se convirtieron en  unas hamburguesas riquísimas. Os cuento como las hice y de paso participo este mes de marzo en Reciclando Sabores.













Ingredientes (2 hamburguesas)

Verdura variada cocida (patata, zanahoria, judia verde, coliflor, nabo, etc...)
1 huevo
1/2 cebolla
1/4 de pimiento rojo
1 cucharada de tomate frito
Pan rallado
Aceite de oliva para sofreir
Albahaca y orégano

Preparación

Escurrir la verdura dejándola lo más seca posible y machacarla con un tenedor mezclándola bien. No debe quedar como puré, sino machacada bien fina. Batir el huevo y añadirlo a la verdura. Cortar la cebolla y el pimiento en juliana muy fina y sofreír en tres cucharadas de aceite de oliva. Añadir el sofrito, con el mínimo aceite posible, a la verdura y añadir también una cucharada de tomate frito, orégano y albahaca fresca. Ya tenemos la base para las hamburguesas. Podemos añadir, si queda poco sólida un poquito de pan rallado.
Para hacer las hamburguesas colocaremos sobre la encimera un trozo de film y un aro de emplatar. Sobre el film y dentro del aro pondremos una cucharada de pan rallado extendiéndolo bien sobre el film dentro del aro. Sobre el pan rallado pondremos unas cucharadas de masa de unos 2 cm. de grosor, aplastándola hasta que tome la forma redonda del aro. Encima pondremos otra cucharada de pan rallado. Eliminamos el aro y ya tenemos la hamburguesa. Al estar sobre el film se puede despegar bien de la encimera y traspasar a la sartén que tendremos caliente con un poco de aceite para freírla. Podemos hacer las que queramos.
Para acompañarlas se puede poner tomate en rodajas, pepino, rúcula, queso en lonchas, mostaza, pepinillos...... y todo lo que queráis.



27 febrero 2017

Tarta de zanahoria (apta para celiacos)

Esta tartá esta elaborada con harina de arroz, pero queda igualmente deliciosa si se utiliza harina de trigo de repostería. Las cantidades de los ingredientes son las mismas en ambos casos sustituyendo una harina por otra.












Ingredientes

4 huevos
150 g. de azúcar moreno
1 cucharadita de azúcar blanco
3 cucharadas de azúcar glas
150 g. de zanahoria rallada
1 zanahoria entera
80 g de aceite de oliva suave
150 g. de harina de arroz
1/2 sobre de levadura Royal
1 cucharada de canela (opcional)

Preparación

Pelar las zanahorias y rallarlas completando 150 g, reservar. Pelar además una zanahoria adicional y cortarla en rodajas gruesas. Poner las rodajas en un cazo con agua y cocer durante 20 minutos. Una vez está blanda la zanahoria, trituran con una cucharadita de azúcar blanco hasta hacer un puré, reservar. En este momento ya tenemos todo dispuesto para hacer la tarta. En un bol batiremos los huevos con el azúcar moreno con la máquina de varillas o a mano durante 5 minutos. Sin dejar de batir añadiremos el aceite poco a poco. Todo debe quedar muy bien integrado formando una masa fluida pero espesa. Anadir la zanahoria rallada añadiendo, si queréis, una cucharada de canela.  Mezclar despacio. Añadir la harina con la levadura y mezclar con movimientos envolventes.

Poner en un molde engrasado y meter al horno a 170º durante 35-40 minutos (dependiendo de vuestro horno). Debe quedar jugosa por dentro pero bien horneada. Una vez fría y desmoldada cubrir con azúcar glas espolvoreándola con un colador. Finalmente, colocar el puré en una manga pastelera y decorar la tarta como queráis.

Nota. Si queréis prescindir del puré de zanahoria, la tarta queda riquísima solo con el azúcar glas. Pero el puré le da un toque de frescor delicioso.




20 febrero 2017

Sopa marroquí de garbanzos y calabaza

La receta de hoy está basada en una sopa marroquí de garbanzos y calabaza que yo he adaptado al gusto de mi familia. Os va a sorprender por la cantidad de matices y sabores. Aunque el aspecto evoca un guiso castellano, al probarlo nos damos cuenta que no tiene nada que ver. Os dejo dos formas diferentes de presentación. 


Ingredientes (para 2 personas)

1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
1 ajo
1 tomate grande maduro
Un trozo de calabaza
2 tazas de garbanzos cocidos
Una cuchada de curry
Una cuchada de pimentón
Una cuchada de comino molido
Un trozo de jengibre
Pimienta, sal, aceite de oliva, perejil y unas gotas de zumo de limón.

Preparación

Para hacer el plato se prepara en paralelo por un lado el puré de calabaza y por otro el guiso de garbanzos. Pondremos a hervir la calabaza cortada a trozos con un poco de sal. Una vez cocida la trituramos haciendo un puré espeso al que rallaremos un poco de jengibre a gusto y perejil picado. Dejaremos en espera en un recipiente que pueda calentarse después. Mientras está cociendo la calabaza preparamos el guiso de garbanzos. Cortaremos la cebolla, el ajo y el pimiento muy fino y rehogaremos en una cazuela con aceite de oliva. Cuando está casi sofrito añadiremos el tomate cortado en dados pequeños y terminaremos de sofreír todo. Una vez sofrito, fuera del fuego, añadiremos el pimentón removiendo para que se sofría con el calor de las verduras. Añadiremos agua, los garbanzos cocidos, la pimienta, el curry y el comino en polvo, o si es en grano, previamente picado en un mortero. Pondremos a hervir durante 10 minutos. En este momento podemos decidir si queremos una sopa o mejor un guiso menos caldoso. Yo lo he preparado de ambas formas y me gustan las dos. 
Para prepararlo con poco caldo hemos de añadir poco caldo a las verduras y garbanzos y dejar reducir mientras se cuece. Para servirlo de esta manera colocaremos el puré de calabaza en la parte exterior del plato y en el centro los garbanzos con la verdura.
Si queremos tomarlo caldoso, como una sopa espesa, incorporaremos el puré de calabaza al guiso de garbanzos y verdura y mezclaremos todo en la cazuela.


Este es el aspecto que tiene el plato cuando se sirve separado el puré de calabaza y el guiso de garbanzos


 En el plato se mezcla todo para comerlo y es una explosión de sabores

 
 O puedes mezclarlo en la cazuela y servirlo todo integrado


En cualquier caso os parecerá buenísimo

13 febrero 2017

Bizcocho de naranja caramelizada

Este bizcocho tiene un toque especial a naranja potenciado por los trozos de la naranja caramelizada. Mi recomendación es que pongais bastante naranja caramelizada pues cada bocado que incluye un trozo de esta naranja sabe de maravilla.












Ingredientes
Para el bizcocho:

3 huevos
2 naranjas medianas.
3 tazas de harina (tazas tamaño mediano, de té)
1 y 1/2 tazas de azúcar
1 taza de aceite de girasol
1 sobre de levadura


Naranja caramelizada
1 naranja grande con buena corteza 
4 cucharadas de azúcar

Preparación


Para hacer naranja caramelizada hay que lavan bien la naranja restregando con un cepillo para eliminar todas las impurezas de la piel y cortarla a rodajas. Poner agua caliente con un par de cucharadas de sal a calentar y cuando está hirviendo meter las rodajas de naranja y cerrar el fuego. Dejar reposar unos 5 minutos y despues pasar por agua para quitar el sabor salado, con cuidado para no destrozar las rodajas. Pondremos el azúcar con 80 g. de agua a calentar y cuando comienza a hervir meteremos las rodajas y dejaremos cocer a fuego lento, hasta que tomen un color dorado. Sacamos las naranjas y ponemos a escurrir en una rejilla para que suelte todo el caramelo sobrante. Ya tenemos la naranja carameliza. Reservaremos las rodajas más bonitas para decorar y el resto lo cortaremos a trocitos pequeños.
Las otras dos naranjas, lavadas igualmente, las partimos por la mitad, eliminamos la parte del rabo y de la flor y todo el tallo blanco que tiene dentro. Las troceamos y a trituramos todo lo que podamos. Quedará como un puré. Pondremos los huevos en un bol con el azúcar y mezclaremos hasta que esté disuelta, añadiremos el aceite y la harina con la levadura. Finalmente añadiremos el triturado de naranja y mezclar hasta que quede una masa homogénea. Para terminar, incorporaremos los trocitos de naranja caramelizada. Pondremos la mezcla en un molde con la forma deseada previamente engrasado o protegido con papel de hornear (yo utilicé uno rectangular y quedó estupenda). Decoraremos con las rodajas de naranja reservada y pondremos al horno 180º durante 40 minutos aproximadamente (dependerá de tu horno).